Gracias flaco!


Sin tener una gran voz, era de una sensibilidad y magia rebosante de creatividad con giros melódicos inconfundibles. Gracias Maestro Luis Alberto Spinetta, por todas las lecciones fuera de clases, que para muchos fue donde mas aprendimos.

*Caricatura de PABLO LOBATO