¿cuantos dedos se necesitan para emocionar?



Si Matías hubiese pensado como la directora jamás se le habría pasado por la mente tocar el piano.
Pero ella tiene razón en algo: Le abrieron una puerta a este joven de hacer su propio camino por suerte LEJOS del "Conservatorio" y de paso se farrearon la tremenda oportunidad de demostrar como en un mundo discriminatorio la música se convierte en un salvavidas para muchos, un lenguaje universal que no discrimina por ser diferentes.
Le faltarán algunos, pero de que tiene dedos para el piano los tiene.

Conclusión para mis alumnos: "pon tu energía en las posibilidades por sobre las limitaciones, te sorprenderás del resultado"

Ejemplos de superación sobran. Desde Michel Petrucciani, Ray Charles y Steve Wonder hasta Hee Ah Lee la pianista de los 4 dedos:



Aquí pueden leer su historia
http://magazine.godsdirectcontact.net/spanish/186/bp_32.htm

Y ahora pregunto ¿cuantos dedos se necesitan para emocionar?

Jorge Sacaan M.

No hay comentarios.: